TRASTORNO ADICTIVO

Tabaquismo

Está claro que la adicción al tabaco provoca innumerables problemas físicos y psicológicos a la persona que lo consume: Cáncer de pulmón, de laringe, de lengua, de esófago, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedades cardiovasculares, complicaciones en el embarazo y deterioro de la calidad de vida. La adicción al tabaco es un problema predominantemente psicológico que requiere de un tratamiento en esa línea, si no, se deja temporalmente, y se termina volviendo a recaer, lo cual produce gran frustración y malestar. Existen dos maneras de suprimir el tabaco:

  • Terapia cognitivo – conductual: Con una serie de técnicas sencillas de cambio de conductas asociado a cambio de pensamientos y sentimientos, para “romper” el hábito
  • Hipnoterapia Clínica: En casos donde el tabaquismo está muy arraigado y la persona ha probado todos los métodos a su alcance y no han funcionado, la hipnosis es una solución eficaz a medio plazo

En ambos casos la persona tiene que “querer dejar de fumar”. Es importante acudir a consulta con un elevado nivel de motivación y la terapia resultará mucho más fácil.




Hipnoterapia Clínica

En casos donde el tabaquismo está muy arraigado y la persona ha probado todos los métodos a su alcance y no han funcionado, la hipnosis es una solución eficaz a medio plazo.En ambos casos la persona tiene que “querer dejar de fumar”, es importante acudir a consulta con unelevado nivel de motivación y la terapia resultará mucho más fácil.

Si quieres, con ayuda, puedes.

Alcoholismo

Consideramos que existe una dependencia cuando el alcohol produce un deterioro en la vida de la persona, bien sea a nivel familiar, laboral, económico, etc…

Otro factor de alarma es el fenómeno de la tolerancia (necesitamos cada vez más cantidad de alcohol para producir el mismo efecto en el cuerpo).

Si dejamos de beber bruscamente aparecen síntomas como temblores, taquicardias, insomnio, náuseas, vómitos, alucinaciones, crisis epilépticas, agitación y nerviosismo, sudores, etc.

Tener un problema de alcoholismo no significa beber todos los días, también existen los “bebedores de fin de semana “, personas que asocian el ocio y la diversión con el alcohol y no son capaces de salir sin beber. También llamaríamos alcoholismo a la dependencia psicológica de esta sustancia.

 




En algunas ocasiones las personas recurren al alcohol porque hay otros problemas de base distinta como una depresión, un problema de fobia social o de asertividad, ansiedad, problemas de pareja, familiares, etc…

Drogadicción

Adicción a las drogas (cocaína, anfetaminas, hachís, marihuana, heroína, ketamina, etc…) Igual que en el alcohol, existe un fenómeno de dependencia física, psicológica, y de tolerancia. Trataremos de trabajar los motivos que llevan a consumir para dejar el consumo desde la base, no sólo cortando el hábito, si no también las motivaciones profundas que llevan a él. En todos estos casos lo principal es reconocer el problema.